La mayoría de las veces enero no representa solamente el inicio de un nuevo año, sino un período que nos enfrenta a las consecuencias de algunos excesos decembrinos, obligándonos a repensar nuestra economía.

En otras palabras, es el momento de apretarnos el cinturón para encauzar las finanzas personales y familiares.

En este artículo te hablaremos de algunos consejos para salir adelante en la cuesta de enero, así que, ¡no dejes de leer!

1. Prevé tus gastos y ahorra

Mejor que mitigar la cuesta de enero es evitarla. Claro que esto es muy difícil porque durante el mes de diciembre existen muchas tentaciones para gastar, como las invitaciones a celebrar y los aparadores que muestran objetos atractivos. Además, en general, hay un ambiente de alegría y llega el muy esperado aguinaldo.

Sobre esto, lo primordial es que procures no gastar el dinero que te llegue inmediatamente, sino aprovechar esa paga extra para ponerte al día con deudas que tengas y ahorrarte intereses.

Toma en cuenta que no gastar grandes cantidades de dinero en las fiestas decembrinas no significa que no las disfrutarás. Por ejemplo, puedes organizar intercambios de regalos en lugar de darle un presente a cada miembro del grupo familiar, o sustituir los obsequios comerciales por tarjetas y galletas hechas por ti.

Al hacer esto, no sólo ahorrarás mucho dinero, sino que tendrás la oportunidad de demostrar que el cariño no tiene por qué estar relacionado con el dinero que se gasta. Al contrario, invertir tiempo y dedicación en preparar los regalos es, en sí mismo, una demostración de afecto.

2. Evita compras innecesarias

Posiblemente el año pasado, el antepasado y el anterior, sobró bastante comida en algunas de las cenas de Noche Buena, Año Nuevo y posadas en las que participaste. Sin duda, esto es muy común; pero eso no quiere decir que no tengas que evitar este año organizarte mejor para comprar únicamente lo que necesitas para cada ocasión y no más de lo que se requiere.

Ten siempre presente que la abundancia no tiene nada que ver con los excesos.

Está muy bien que te preocupes para que no falte nada, inclusive que te asegures de que sobre un poco, por si acaso; no obstante, no es necesario que prepares una cantidad de alimentos y bebidas tan grande que no serán aprovechada durante la jornada

Además, recuerda que muchas veces nuestros invitados llegan con algo para compartir, que se suma a la mesa y la complementa.

En resumen, organízate muy bien con los gastos que harás en los próximos días y así tendrás suficientes recursos para superar la cuesta de enero sin problemas.

3. Haz una lista de tus próximos pagos y organízate

Otro de los consejos más importantes que debes tomar en cuenta al momento de prevenir la cuesta de enero es realizar una lista con todos los compromisos financieros que deberás cumplir al entrar el año. Es importante que ésta señale la prioridad de cada monto a cubrir y que organices tu presupuesto en función de ésta.

Para empezar, puedes contemplar algunas cuotas que deben tener una gran relevancia en tu familia, como la renta de tu hogar, las mensualidades de la escuela de tus hijos, en caso de que tengas, y el pago de servicios como el agua y la electricidad. Todos estos son gastos fijos que son importantes para mantener a tu familia cómoda y segura.

Por otro lado, la alimentación también tiene un lugar prioritario; pero puedes manejar algunos criterios que te permitan ahorrar, tales como comprar en las tiendas que ofrezcan mejor precio y hacer una lista de compras semanales con lo estrictamente necesario para el menú familiar (y aferrarte estrictamente a ésta).

Antes de “aprovechar una oferta”, pregúntate si realmente necesitas ese producto que promete un 3×2. ¿Está en tu lista de compras? Si no lo tenías previsto, no lo compres. ¿Viste qué importante es tener claro qué requerirás? ¡Te ayudará a superar la cuesta de enero!

4. Reduce tus gastos de transporte

¿Es realmente necesario que vayas a la plaza o a la tienda en auto o en autobús?

Evalúa las distancias, ponte zapatos cómodos y agárrate de tu fuerza de voluntad. Si tu destino queda, por ejemplo, a solo minutos con una caminata moderada, ¿qué tal si vas caminando? No sólo vas a ahorrar en combustible o en el pasaje, sino que ganarás en salud y en actitud, sin contar tu contribución a la reducción de gases de efecto invernadero.

También puedes evaluar usar tu bicicleta para tramos más largos. Enero es el momento perfecto para darle uso a este vehículo que te permite, además del ahorro, ponerte en forma y disfrutar de una visión nueva de tu ciudad. Eso sí, no olvides usar tu casco y un chaleco refractivo si es de noche.

5. Cuida los gastos en servicios y agua

La energía y el agua son claves en la calidad de vida de las personas; sin embargo, también suelen ser costosas, por lo que adquirir y mantener buenos hábitos con relación a la electricidad, el gas y el agua son claves para el ahorro familiar.

Cuando no haya nadie frente al televisor, apágalo. Si ya cargaste tu teléfono, desenchufa el cable. Si no hay nadie en la habitación, apaga la luz y el ventilador. Si te lavas los dientes, no dejes correr al agua mientras te cepillas. Asegúrate de que el refrigerador quede bien cerrado cuando lo uses.

¿Ves que ahorrar en energía y agua no implica, para nada, privarte de las comodidades que aportan? Simplemente se trata de no desperdiciar.

¡Listo! Estos son algunos consejos muy importantes para que logres superar la cuesta de enero este nuevo año sin ningún problema.

Como ves, no se trata de limitarte en todo en estas fechas, al contrario, prevenir y saldar deudas a tiempo, gastar racionalmente durante las fiestas, jerarquizar tus necesidades, disminuir gastos de transporte y hacer uso racional de los servicios de energía y agua puede ayudarte a mejorar tu economía de todo el año y empezar con le pie derecho.

¿Quieres leer más materiales como éste? Suscríbete a nuestro newsletter y mantente al tanto de nuestras entradas con información de mucho interés para ti.