La Ingeniería Industrial en México, como en cualquier otra nación, ha sido clave para el crecimiento económico y el desarrollo en general.

La primera licenciatura en esta rama de conocimientos se fundó en 1883, en la Escuela Nacional de Ingenieros, de acuerdo a un reportaje publicado por Expansión.

En ese entonces, la duración de la carrera era de 4 años y se enfocaba en las nuevas tecnologías, que eran indispensables para las 3 mil compañías y fábricas de la época que ya utilizaban maquinarias.

Otro aspecto interesante, en relación a la historia de esta alternativa académica en nuestro país, es que con el paso de los años ha crecido la cantidad de mujeres egresadas de esta carrera.

En 1921 se inscribieron las 3 primeras mujeres en esta licenciatura y en la actualidad representan el 22% del total de sus estudiantes, según estadísticas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Este centro de investigaciones calcula que en 2017 existían 342,072 profesionales de esta opción académica en México, lo cual la convierte en la séptima más demandada por los jóvenes y adultos mexicanos.

Por suerte, su popularidad en el ámbito académico es proporcional a las oportunidades que ofrece en el mercado laboral, lo que reduce los riesgos del desempleo e informalidad.

De acuerdo a un artículo publicado por Forbes en el que se cita el estudio “Tendencias de Empleabilidad 2018”, ésta es una de las 3 profesiones más solicitadas por las empresas mexicanas.

Además, los salario que ofrecen las compañías a los ingenieros industriales es bastante competitivo, pues cuentan con una media salarial de $12,183 pesos al mes, una cifra que representa más del doble del ingreso promedio de los trabajadores en México, equivalente a $5,783 pesos mensuales, de acuerdo con el IMCO.

Eso sí, lo cierto es que podrás aspirar a un sueldo más alto si cursas un posgrado, formas una trayectoria sólida y das lo mejor de ti todos los días.

¡Perfecto! Si llegaste hasta aquí ya conoces algunos de los datos y aspectos esenciales de esta carrera; sin embargo, aún te falta mucho por saber.

Y es que la Ingeniería Industrial en México avanza y evoluciona a la par de la innovación, sobre todo, porque las empresas en general están apostando por la optimización de sus procesos para aumentar la productividad en la industria y, por ende, sus ganancias.

¿Quieres saber de forma más específica cuál podría ser tu labor como ingeniero industrial? ¡No dejes de leer! A continuación te hablaremos de 4 de las funciones en las que podrías desempeñarte.

1. Supervisión de procesos productivos

Cada día el sector industrial resulta más competitivo, por lo cual las organizaciones que aspiran a liderar los mercados tienen que buscar constantemente formas de optimizar sus procesos productivos. Precisamente, los ingenieros industriales están especializados en esta área de manera profunda.

Por ese motivo, al estudiar esta carrera tendrás la posibilidad de supervisar procesos de transformación de materia prima en productos terminados, una labor indispensable para una población tan densa como la mexicana, que tiene un elevado nivel de consumo.

Esta función consiste en seguir de forma continua el desenvolvimiento productivo y, especialmente, identificar las fallas que estén ocasionando conflictos que mermen la calidad.

En la actualidad, este trabajo conlleva una interacción diaria con sistemas, softwares y otras tecnologías que le permiten a muchas empresas mexicanas estandarizar su producción y aumentar la calidad de lo que fabrican.

Además, los ingenieros industriales tienen que evaluar el rendimiento de muchos otros recursos de las organizaciones que influyen en la producción, como:

  • Talento humano
  • Insumos
  • Finanzas
  • Maquinaria

Incluso, estos profesionistas están capacitados para diseñar dinámicas y procesos de manufactura en sí, con la misión de sacar el mayor provecho posible de todos los recursos disponibles.

2. Desarrollo de proyectos de inversión

La Ingeniería Industrial en México va mucho más allá de los sistemas productivos.

Al egresar de esta carrera estarás capacitado para influir en muchas otras áreas de una organización corporativa; por ejemplo, al aprender sobre costos de calidad, desarrollo de proyectos, manufactura, contabilidad y diseño de instalaciones, podrás asumir la importante tarea de idear, gestionar y evaluar planes de inversión.

De esta manera ayudarás a las compañías a lanzar nuevos productos, incursionar en mercados diferentes o, simplemente, elevar sus niveles productivos a través de la reinversión y la expansión.

Eso sí, para lograr estos objetivos tendrás que realizar análisis de costos, estudios de factibilidad financiera y evaluación de impactos ambientales, entre otras cosas.

3. Diseño de programas de seguridad e higiene

Este es otro de los campos de acción de la Ingeniería Industrial en nuestro país y el mundo.

Al cursar esta carrera te capacitarás para disminuir el riesgo de accidentes y daños dentro de los sistemas productivos, así como la contaminación de insumos y la planta en general.

Para lograrlo tendrás que diseñar programas de seguridad e higiene industrial efectivos y adaptados al tipo de manufactura y procesos de la compañía en las que colabores.

Además, una vez que se establezcan y ejecuten estos planes, deberás seguirlos continuamente y realizar evaluaciones periódicas de sus resultados.

Como ves, la Ingeniería Industrial es fundamental para el cuidado de los trabajadores, las maquinarias y los consumidores, ya que garantiza productos de calidad.

4. Gerencia

Gracias a que la Ingeniería Industrial combina el área de los negocios y las ciencias exactas, sus egresados cuentan con un perfil de liderazgo empresarial que les permite aspirar a cargos de gran relevancia dentro de las organizaciones.

Una muestra de esto es que al egresar podrás aspirar a puestos de gerencia en diferentes áreas, como las de logística, manufactura, y administración.

Así que ya sabes, si buscas un título profesional que te permita acceder a mejores oportunidades y acelerar tu desarrollo, ¡esta es una excelente alternativa!

Ten presente que también al decidirte por ejercer la Ingeniería Industrial en México tendrás la posibilidad de emprender tu propio negocio o fungir como asesor privado de empresarios e inversionistas, lo que te permitirá tener un mayor control sobre tus horarios y definir el costo de tus servicios.

¿Te pareció interesante este contenido? Si tienes alguna inquietud acerca de lo que hablamos en este material o deseas compartir tu opinión acerca de este tema, ¡no olvides dejarnos un comentario!

Nuevo llamado a la acción