Han existido diferentes personajes en la historia que han trascendido a pesar de que sus condiciones eran adversas (económicas o físicas), y nos han demostrado que la única limitante son nuestras propias creencias, además de abrir todo un panorama a la inclusión.

Claudia Irene Limón Farías, egresada de la licenciatura de Psicología de la Universidad de Estudios Avanzados (UNEA) campus Saltillo, se ha sumado a todos los que han hecho la diferencia creyendo en ella misma y en que podría hacer sus sueños realidad.

A sus 27 años, comenzó a trabajar en la compañía Borg Warner como técnica en Informática con el objetivo de poder cumplir sus sueños profesionales.

Trabajando en esta empresa, Claudia tuvo la oportunidad, apoyada por Borg Warner y UNEA, de cumplir uno de sus sueños tanto personal como profesional, estudiar Psicología.

“Siempre soñé con ser psicóloga y ahora es una realidad, ya que finalmente he recibido mi título y ahora soy licenciada en Psicología”.

Actualmente, Claudia es cleck de Mantenimiento en Borg Warner y asegura que en este momento está pensando en mejorar su inglés y comenzar a estudiar una maestría.

Como parte de su labor dentro de la empresa, Claudia da conferencias en donde trabaja con algunos grupos de personas para mejorar la actitud, esto ayuda a que haya un mejor ambiente de trabajo.

Cada vez más la inclusión es una realidad en México

Una de las claves para que Claudia, además de su perseverancia, dedicación y paciencia, pudiera cumplir su sueño fue el fomento a la inclusión que actualmente muchas empresas, escuelas e instancia gubernamentales están impulsando.

Claudia se siente muy agradecida porque esta conciencia de inclusión sigue creciendo y permite que todos aquellos que tienen las ganas de hacer algo lo puedan logran sin tener ningún pretexto con respecto a sus capacidades y recursos.

“Actualmente la inclusión es un gran paso para la sociedad, aunque todavía en muchas partes es complicado conseguir trabajo ahora ya hay muchas más oportunidades que antes y las empresas poco a poco se empiezan a adaptar para que nosotros podamos desempeñar nuestras labores”, aseveró.

Asimismo, Claudia afirma que la virtud más grande que alguien puede desarrollar para alcanzar sus metas es la paciencia, por lo que todos deberíamos estar enfocados en trabajar con dicha cualidad.

“La paciencia te permite estar en el momento adecuado para aprovechar las oportunidades que se te presentan”.