Sabemos que muchas personas, al salir de la preparatoria, no tienen muy claro qué quieren estudiar. Incluso esta indecisión se da en personas que ya trabajan y quieren empezar o retomar sus estudios profesionales. Es por ello que te hablaremos de la orientación vocacional.

Si actualmente has pensado en retomar tus estudios y quieres inscribirte a una universidad; pero no sabes cuál es la mejor carrera para ti, ¡no te preocupes! Afortunadamente existe una herramienta muy importante que te puede ayudar a despejar tus dudas y tomar una decisión acertada sobre tus estudios: el examen de orientación vocacional.

Sigue leyendo y conoce cómo éste te puede ayudar a reconocer tus habilidades y a evitar errores comunes al elegir una carrera.

¿Qué es un examen de orientación vocacional?

El examen de orientación vocacional es una prueba que tiene el objetivo de obtener información de una persona para orientarla en la elección de una carrera que case con sus intereses y aptitudes.

Gracias a la información obtenida por la prueba, se puede identificar habilidades, intereses y aptitudes útiles para desempeñarse en un área de conocimiento.

En tal ámbito es donde debería escogerse una carrera, aumentando así las probabilidades de éxito y disfrute de la profesión escogida.

¿Por qué es importante un examen de orientación vocacional?

Ahora que ya sabes qué es esta prueba, es momento de que nos enfoquemos en hablar de su importancia. A continuación te lo explicamos:

1.Te ayuda a autodescubrirte

Conocer tus habilidades e intereses es fundamental para que puedas tomar una decisión bien pensada sobre tu futuro profesional.

2. Sirve para despejar dudas y miedos comunes

Es una herramienta probada para ayudar a tomar una decisión tan importante, sobre todo en la juventud, cuando una persona podría no tener claridad sobre sí misma y sus habilidades.

3. Te ayudará a evitar errores en la elección de tu carrera

Una prueba de orientación vocacional te permitirá descubrir qué actividades profesionales van más contigo, y podrás evitar cometer errores como:

I. Elegir una carrera sólo porque tiene gran oferta laboral

Si conoces tu vocación, sabrás que la disponibilidad de empleo en un área no es tan importante como hacer lo que realmente te apasiona. Y saberlo te permite, también, valorar el campo de trabajo de las áreas de estudio que te gustan.

II. Decidir sin saber si tienes las aptitudes:

Cada carrera necesita aptitudes y habilidades diferentes; y un examen vocacional te ayudará a no caer en una carrera equivocada para ti y evitará que te desanimes.

III. Elegir por el dinero que esa profesión te puede otorgar

Desde luego que tener un empleo bien remunerado es algo que todos deseamos; pero también la satisfacción personal consiste en hacer lo que verdaderamente nos gusta.

Al conocer tu vocación, podrás estudiar lo que más te guste y esto, a su vez, te motivará a destacar en tu profesión y a tener buenos ingresos por tu desempeño óptimo.

Para concluir

Los exámenes de orientación vocacional pueden ser tomados en instituciones educativas, y también pueden encontrarse por Internet.

Tomar esta prueba te dará bases para tomar una buena decisión para tu vida profesional.

Sin importar si estás por salir de la preparatoria o ya estés laborando, descubrir tu vocación te abrirá muchas oportunidades para tu futuro.

Si quieres más información de cómo mejorar tu futuro laboral, no te pierdas nuestro artículo: ¡Las mejores carreras para estudiar si trabajas!