Muchísimas recetas de la repostería mundial incluyen una especia aromática que tiene siglos conquistando paladares ¡¿Ya sabes de cuál se trata?! Si apostaste por la vainilla, acertaste. Y en este artículo te contaremos algunas cosas muy interesantes sobre su origen.

Aunque la vainilla pertenece a un género de plantas que tiene más de cien especies distribuidas en regiones subtropicales y tropicales del planeta, especialmente en los continentes americano, asiático y africano, te vamos a hablar de una en especial.

Sí, de ese gran universo botánico tomaremos con pinzas la que nos interesa para este artículo: la Vanilla planifolia, pues es la más ampliamente utilizada en gastronomía.

Y es que la vainilla es especial para complementar y resaltar el sabor de otros ingredientes.

Hay mucha información interesante sobre la vainilla, que va desde la generación de riqueza relacionada con su producción hasta la creación de técnicas de polinización artificial que permite su cultivo lejos de sus ambientes naturales.

Conocer a fondo el tema nos puede llevar, incluso, a preocuparnos por su sobreexplotación en estado silvestre y la pérdida de su hábitat, que puede llevar a estas plantas al peligro de extinción.

En este artículo te contamos 3 cosas relacionadas con el origen de la vainilla:

1.      La vainilla es mexicana

Aunque no se sabe con exactitud de dónde es la Vanilla planifolia, se han rastreado los orígenes de esta planta hasta la región geográfica que hoy conocemos como México, específicamente la Sierra Madre del Sur (en el estado de Oaxaca), la selva Lacandona en Chiapas y el sur de Quintana Roo.

2.      Se cultiva desde tiempos prehispánicos

Mucho antes de la conquista de América, los habitantes de la región que hoy llamamos Mesoamérica ya habían descubierto las bondades organolépticas del fruto de la Vanilla planifolia y la usaban para mejorar el sabor de las bebidas de cacao que preparaban para sus guerreros y gobernantes.

Tal era su aprecio por esta especia que no solo era recolectada, sino que también aprendieron a cultivarla para que sus bondades siempre estuvieran disponibles.

Así, tenemos que la vainilla es otro fiel testigo de que el territorio mexicano ha hecho importantísimos aportes al mundo gastronómico.

3.      Hay muchas variedades de vainilla

Ya lo dijimos en la introducción de este artículo; pero ahora lo ampliamos: las variedades de esta planta son muchas, que se han adaptado evolutivamente a la geografía, generando variaciones en las características del fruto.

Y aunque actualmente está dispersa en el mundo, se considera que al menos 15 son originarias de Mesoamérica y, de éstas, 9 están presentes en México.

¿Sabes que la segunda variedad de vainilla más utilizada en el mundo es un híbrido entre la Vanilla planifolia y la Vanilla odorata?

Si te interesan los temas relacionados con el apasionante mundo de los sabores y olores, te invitamos a leer este artículo y a descubrir si el mundo de la gastronomía está hecho para ti:

¿Tengo lo necesario para estudiar Gastronomía?