Cada empleado contratado por una empresa tiene ciertos derechos estipulados en la ley que se le deben otorgar, además de su salario; estos son conocidos en México como prestaciones laborales. Pero, ¿sabes cuáles son?

Si estás en busca de un nuevo empleo, es importante que sepas qué debes exigir como trabajador a las personas que decidan contratarte.

Las prestaciones son necesarias para mantener una seguridad social, brindar satisfacción a los empleados y mantenerlos cómodos. Mientras más y mejores sean estos beneficios dentro de una empresa, más profesionales buscarán colaborar para dicha organización.

Para que tengas este tema más claro, hoy hemos decidido hablarte de las prestaciones laborales que están registradas en la Ley Federal del Trabajo y deben aplicarse a los empleados que cuenten con un contrato.

Eso sí, antes de comenzar, es importante que sepas que cada compañía está obligada a otorgar ciertas cosas a sus empleados que son las mínimas aceptables; no obstante, algunas empresas pueden dar beneficios que excedan lo dictado por la ley; y son conocidas como prestaciones superiores.

Prestaciones de ley

Para empezar, hablemos de las prestaciones laborales que las organizaciones deben ofrecer de manera obligatoria.

Vacaciones

Después de un año laborando en una empresa, cada empleado tiene derecho a un mínimo de 6 días de vacaciones con goce de sueldo.

Las vacaciones son una prestación necesaria para la salud mental y emocional de los colaboradores, por eso cada compañía está obligada a dar este mínimo de días de disfrute vacacional.

Después del primer año, se van agregando dos días más a los 6 iniciales, lo que quiere decir que a partir del segundo año tendrás 8 días de vacaciones, al tercer año 10 días y así consecutivamente hasta llegar a los 12 días.

Prima vacacional

Esta es una prestación económica que debe ser otorgada a cada empleado. Es una cantidad de dinero que se da al colaborador para que éste pueda disfrutar de sus vacaciones.

Este pago debe ser de un mínimo del 25% de su sueldo. Tal monto extra de dinero se calcula sobre el salario más lo correspondiente a las vacaciones.

De igual forma, existen calculadoras de prima vacacional en Internet para que te puedas dar una idea de cuánto es el pago extra que te deben otorgar.

Seguro social

Si trabajas, te deben dar de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Esta prestación te brindará servicio médico gratuito, así como justificantes médicos en caso de enfermedad.

También otorga la conocida licencia de maternidad y el servicio de guarderías.

Aguinaldo

Anteriormente, el aguinaldo era presentado como una gratificación que el empleador daba a sus colaboradores de manera voluntaria. Sin embargo, a partir de 1970 se estableció en la Ley Federal del Trabajo como una prestación obligatoria.

Desde ese entonces, todos los empleados de una empresa, sin distinción, deben recibir esta cantidad de dinero extra de manera proporcional a los días trabajados.

El aguinaldo se debe otorgar a más tardar el día 20 de diciembre de cada año. El incumplir esta ley puede generar multas a los empleadores.

Esta prestación sólo puede otorgarse en dinero y no en especie o vales de despensa.

Para calcular el monto que se debe pagar por esta prestación laboral, se debe conocer el sueldo mensual, la fecha de ingreso al trabajo y los días faltados por el empleado (si los hay).

Prestaciones superiores

Estas son prestaciones que otorgan más beneficios que los obligatorios por la ley, y no todas las empresas las dan.

Es decir, si la organización da a sus empleados más días de vacaciones, más aguinaldo o más prima vacacional que lo establecido por la ley, está otorgando prestaciones superiores.

Seguro de gastos médicos mayores

Esta prestación no sustituye a la del Seguro Social, que es obligatorio, sino que es adicional al del IMSS.

Con un seguro de gastos médicos mayores, los empleados pueden ser atendidos en hospitales o clínicas privadas. Estos seguros cubren en casos de accidentes o enfermedades de gravedad.

La cobertura del seguro depende de la aseguradora y el convenio que tengan con la empresa que lo otorga.

Seguro de vida

Es un seguro que cubre a los empleados en caso de muerte. Se trata de una póliza por una suma de dinero determinada que es entregada a los familiares del empleado si es que este fallece.

Vales de despensa

En esta prestación se otorgan a los empleados vales por una cantidad determinada dinero. Estos pueden ser canjeados por productos y/o despensa en supermercados con los cuales se maneje el convenio.

Transporte o vales de gasolina

Algunas empresas otorgan transporte a sus empleados o les dan vales por una cantidad canjeable en las gasolineras.

Esta prestación puede representar un buen ahorro para el empleado en cuanto a sus gastos.

En algunos casos, las empresas pueden entregar vehículos a los responsables de ciertos puestos, los cuales pueden ser de ventas, gerenciales o ejecutivos.

Después de cierto tiempo, el empleado puede comprar el vehículo a la empresa por un precio especial.

Fondos de ahorro

Con esta prestación, la empresa retendrá un porcentaje del salario mensual del trabajador. Esta retención de salario debe tener como objetivo ayudar al empleado a ahorrar ese monto. Además, las compañías suelen hacer aportaciones para que la cantidad entregada el final del año sea mayor.

Préstamos

Consiste en que los empleados pueden acceder a anticipos sobre nómina con bajas tasas de interés.

Los préstamos pueden ser hipotecarios, automotrices o personales.

Este tipo de beneficio facilita a los empleados adquirir sus propias viviendas, un automóvil o realizar algún proyecto personal.

Comedor

Algunas empresas cuentan con comedores acondicionados para los empleados con menús balanceados y a bajo costo.

¡Listo! Estas son las prestaciones laborales que debes buscar en tu próximo empleo. Como ves, se trata de beneficios importantes que aportan a la calidad de vida de los trabajadores.

Toma en cuenta que es importante siempre asesorarte bien en caso de que tengas dudas. Antes de comenzar un empleo, asegúrate de que la empresa esté dando como mínimo todas las prestaciones que indica la Ley Federal de Trabajo y pregunta también si incluyen prestaciones superiores que puedan ser de tu interés.