Diariamente surgen nuevos emprendedores en todo el mundo. Sin embargo, no es suficiente tener una idea innovadora para poder iniciar un negocio. También la preparación es fundamental para que una buena idea te lleve al éxito.

Gran parte de los emprendedores de todo el mundo son jóvenes que con ideas innovadoras y creativas llegan al mercado buscando el éxito para sus propuestas.

Algunos de ellos se mantienen en el mercado y otros, a pesar de las buenas intenciones y ganas de progresar, sucumben ante la realidad.

¿A qué se debe esto? ¿A la situación económica? ¿Al tipo de producto o servicio ofrecido? ¿A la falta de planificación? ¿A la falta de capital?

Sin embargo, destaca que un porcentaje de emprendedores lleva su negocio al éxito e incluso obtiene mejores resultados de los esperados inicialmente.

No es posible generalizar y culpar a un factor por el fracaso de un nuevo negocio; pero lo que sí podemos afirmar es que la falta de planificación y de preparación es uno de los responsables de la falta de éxito de los emprendimientos.

Estamos viviendo una época en la que muchos de los jóvenes quieren comenzar compañías; no obstante, no es suficiente tener una buena idea para lograr los objetivos que se tengan planteados.

Prepararse, conocer el mercado y planificar es fundamental para alcanzar los resultados que se esperan. Es por eso que hablaremos un poco más sobre la situación del emprendimiento en México y descubrirás lo que necesitas para ser un emprendedor de éxito.

¿Empezamos?

¿Cuál es el panorama del emprendimiento en México?

Culpar al país por el fracaso de un emprendimiento es un grave error que algunas personas cometen. Muchas empresas nacientes han salido adelante en situaciones económicas más difíciles de las que hoy vive nuestro país.

Es más, en los últimos años México ha venido colaborando e incentivando el emprendimiento nacional a través de programas que fomentan el desarrollo económico.

Una pequeña porción de los emprendedores aprovechan estos incentivos para empezar sus negocios. Eso sí, podemos ver que la gran mayoría (casi el 90 %) empieza sus proyectos con capital propio.

Gran parte de los jóvenes del país está entrando en el mundo de los emprendimientos. Un dato al respecto publicado en el portal de Entrepreneur es que en 2018 el 33 % de emprendedores en México tenía entre 25 y 34 años.

Otro dato importante presentado en el mismo artículo se refiere a que el panorama de los emprendimientos en México puede ser desolador si se piensa que el 75 % de los negocios cierran sus puertas antes de cumplir su segundo año de operaciones.

No es descabellado atribuir el motivo de esto a la falta de preparación y la informalidad de las iniciativas. Dificultades en el mundo empresarial son parte del día a día; sin embargo con una buena planificación es posible afrontar las crisis que normalmente existen en cualquier negocio.

Ser dueño de un negocio es el sueño de muchas de las personas que aspiran a su independencia financiera. Tener autonomía total para tomar decisiones y manejar el tiempo de una forma más independiente son los factores más comunes por los que jóvenes buscan emprender.

Tener un negocio propio, como todo en esta vida, tiene ventajas y desventajas. No es fácil ser emprendedor, pero la libertad que eso puede traer es el factor más importante para muchos que deciden abrir una empresa.

Actualmente en México 1 de cada 3 emprendedores no se decide a arrancar su idea de negocio por temor a fracasar, algo que puede prevenirse con suficiente planeación.

¿Cómo evitar el fracaso de un emprendimiento?

Emprender es un riesgo, pero debemos tener claro que puede ser minimizado. Para eso debemos considerar los siguientes aspectos antes de comenzar un negocio.

La capacitación es fundamental

No hay mejor forma para prepararse que el aprendizaje. El éxito de un negocio muchas veces no depende de los factores externos, pero sí de los internos.

Lógicamente los factores externos también deben ser considerados, sin embargo, la base para el éxito es tener una formación integral.

La capacitación es fundamental para poder analizar fríamente lo que puede poner en riesgo tu negocio. Sin una formación en el área, alcanzar el éxito será mucho más difícil.

Hay que hacer un estudio de mercado

Si tienes una buena idea para un negocio, antes de comenzar debes verificar lo viable que es. Puede ser que para ti sea algo fantástico, pero debes descubrir si tus posibles consumidores piensan lo mismo.

Al hacer un estudio de mercado no solo debes pensar en el público que va a consumir, sino también en la competencia. No para copiarla y sí para saber qué es lo que están haciendo y cómo.

Conociendo a tus futuros consumidores y a tu competencia sabrás a qué atenerte al entrar al mercado en el que deseas desarrollar tu negocio. Asimismo, podrás crear un plan de negocios basado en datos, lo que nos lleva al siguiente punto.

Se debe crear un plan de negocios

Éste es fundamental para el éxito de todo emprendimiento. Es el que te va a dar las orientaciones que necesitas mientras vas desarrollando tus ideas.

El plan de negocios va a regir tus acciones y estrategias; pero si es necesario puedes modificarlo al ver que algo no funciona como lo tienes pensado.

No acompañar los resultados

A medida que tu negocio va creciendo es necesario hacer ciertas adaptaciones. No es lo mismo trabajar con un público pequeño que con uno grande, por eso es importante que acompañes los resultados y que sepas qué actitudes tomar en cada uno de los casos.

Como puedes haber notado, todos los factores importantes para el éxito de un negocio requieren los conocimientos que una formación universitaria te puede dar.

La carrera ideal para los emprendedores es la de Administración de Empresas. Esta licenciatura te dará las herramientas necesarias para que puedas realizar una excelente gestión y minimizar los riesgos.

Emprender un negocio puede ser mucho más fácil para quien está preparado, pues enfrentar las dificultades sin los conocimientos necesarios puede ser algo muy arriesgado.

Es importante atender el panorama del emprendimiento en México como una vía de fortalecimiento no solo de las economías personales y familiares, sino de todo el país, pues éste permite la generación de riqueza y empleos.

Si quieres tener un negocio propio en el futuro, entonces no te pierdas la oportunidad de leer este ebook:

Carrera de Administración de Empresas: el inicio de los emprendedores