Sabemos que elegir carrera universitaria no siempre es sencillo. Dicho esto, si te interesan las licenciaturas relacionadas a los servicios de la salud, como Enfermería y Fisioterapia, debes saber que son atractivas opciones académicas que debes valorar a la hora de decidir qué quieres estudiar.

Este tipo de profesiones, además de ser bien remuneradas, son apasionantes y resultan de gran ayuda para la sociedad, por lo que al ejercerlas te harán sentir bien contigo mismo y, si tienes la vocación, te brindarán una muy buena calidad de vida en el trabajo.

Sin embargo, no todas las carreras relacionadas a la salud son para el mismo perfil de estudiantes. Por esa razón, es importante que conozcas muy bien de qué trata cada una y te enfoques en escoger la que realmente te apasione y se adapte al estilo de vida que buscas tener y a las metas que quieras alcanzar.

Por ejemplo, en el caso de Enfermería y Fisioterapia, las asignaturas y la aplicación que tienen son muy diferentes a pesar de que ambas se dedican a ofrecer servicios de salud a las personas.

Dicho esto, hoy hablaremos sobre estas dos licenciaturas para que puedas tomar una decisión acertada al momento de elegir tu título universitario. Primero explicaremos qué involucra el plan de estudios de éstas, después mencionaremos qué perfil de ingreso tiene cada una, seguiremos con el análisis de las diferentes actividades que realizan los profesionales de estas áreas, posteriormente mencionaremos el campo laboral que ofrecen y finalizaremos con las opciones de especialización que puedes tomar al terminarlas.

Plan de estudios

A pesar de que tanto la Enfermería como la Fisioterapia comparten un mismo objetivo principal, que es brindar servicios de salud de gran calidad, las materias que contemplan no son las mismas y esto se debe, en gran parte, a que en lo particular sí tienen diferentes enfoques.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Enfermería comprende la promoción del bienestar de personas de todas las edades, grupos y comunidades estén enfermas o no, la prevención de padecimientos y la atención a individuos con alguna discapacidad o en situación terminal.

Por otro lado, la Confederación Mundial de la Fisioterapia (WCPT) afirma que la Fisioterapia se refiere a los servicios que desarrollan y restauran el movimiento en las personas que por su edad, lesiones, trastornos o factores ambientales tienen amenazada alguna funcionalidad de su cuerpo.

Con esto en mente, será indispensable que conozcas sobre el plan de estudios de cada uno de los títulos universitarios para que puedas distinguir qué carrera se acerca más a tus intereses. A continuación te platicamos sobre las asignaturas que podrás cursar:

  I. Materias teóricas

Todas las licenciaturas tienen una serie de clases que las diferencian de cualquier otra carrera, ya que tratan de explicar todo el contexto y las teorías en las que se fundamenta su ejercicio profesional.

En este sentido la licenciatura en Enfermería, por ejemplo, te enseñará dentro de los primeros semestres sobre las siguientes áreas:

  • Historia del Cuidado de Enfermería.
  • Matemáticas para Enfermería.
  • Fundamentos de Enfermería.
  • Enfermería en Urgencias.
  • Teorías, Modelos y Procesos de Enfermería.

Asimismo, en los últimos semestres, llevarás algunas otras asignaturas que terminarán de consolidar los conocimientos que necesitarás en el mundo laboral como Enfermería Avanzada, Enfermería Basada en Evidencias y Enfermería de Salud Mental, entre otras.

En el caso de la licenciatura en Fisioterapia, tampoco tendrás que esperar hasta el final de la carrera para encontrarte con cátedras específicas que te brindarán conocimientos y técnicas que aplicarás en el ejercicio de la profesión. Algunas de las clases que tendrás en tus primeros meses de estudio son:

  • Introducción a la Kinesiología.
  • Fundamentos de la Motricidad Humana.
  • Rehabilitación Neurológica.
  • Kinesioterapia.
  • Fisiología Humana.

Si esperas convertirte en un gran fisioterapeuta, necesitas estudiar con mucha dedicación esta clase de materias, ya que para prestar un servicio de calidad realmente necesitarás dominar todos los conceptos y técnicas que conforman estas lecciones.

Además, en los últimos semestres terminarás de construir tu perfil profesional con materias como Proyección Profesional, Perspectiva e Innovación Laboral, Gestión de Conocimiento y Metodología Evaluativa en Kinesioterapia.

   II. Materias prácticas

Así como un especialista en Gastronomía debe preparar platillos constantemente para pulir su técnica culinaria, los estudiantes de Enfermería y Fisioterapia necesitan de mucha práctica, si quieren estar listos para ejercer su carrera.

Por esa razón, los planes de estudio de estas licenciaturas ofrecen diversas materias prácticas que son de gran importancia para los alumnos.

Lógicamente, esta clase de cátedras son diferentes en cada carrera ya que están dirigidas a brindar herramientas técnicas y conocimientos especializados a los futuros profesionales.

En el caso de la carrera de Enfermería, los programas educativos suelen contemplar la materia de Estancia de Enfermería, que tiene como propósito que los estudiantes conozcan y practiquen conceptos de diferentes áreas médicas ligadas a la profesión, por ejemplo: Urgencias, Ginecología, Cuidados Quirúrgicos, Medicina Interna y Psiquiatría.

Por otro lado, en Fisioterapia experimentarás prácticas clínicas en las que desarrollarás los conocimientos adquiridos sobre diferentes ramas de la licenciatura como la Ortopedia, Obstetricia, Pediatría y Geriatría.

  III. Materias de tronco común

Aunque la Fisioterapia y la Enfermería son carreras relacionadas a la salud, no todas sus materias de tronco común son iguales.

Dicho esto, es importante que conozcas también qué asignaturas generales podrás encontrar en el plan de estudios de ambas licenciaturas para que determines cuál se adapta más a tus intereses.

En la licenciatura en Enfermería podrás encontrar cátedras como: Sociología de la Salud, Microbiología y Parasitología, Epidemiología y Bioestadística.

Si bien estas materias, que brindan conocimientos fundamentales para el ejercicio de la profesión, no las contiene el plan de estudios de la carrera de Fisioterapia, algunos de los temas y conceptos que se explican sí podrás estudiarlos en ambas carreras.

Por otra parte, en la carrera de Fisioterapia cursarás clases como: Morfología Humana, Farmacología Clínica y Crecimiento y Desarrollo.

Al momento de reflexionar sobre cuál de estas carreras es mejor para ti, debes tomar en cuenta que cada profesión tendrá áreas que te gusten y algunas otras que no empaten tanto con tu perfil y, por eso, es importante que tengas muy claro en qué área del sector de la salud quieres estar más preparado para que busques la opción académica que pueda resultarte más beneficiosa.

Cabe mencionar que tanto la Fisioterapia como la Enfermería ofrecen materias que no están estrictamente relacionadas a la salud, sino con el desarrollo de habilidades que todo profesional debe tener.

Algunos ejemplos de esto son la materia de Expresión Oral y Escrita, los cursos de Inglés, las clases de Metodología de Investigación y la asignatura de Informática Aplicada.

Como ves, a pesar de que ofrecen diferentes materias, los planes de estudio de las licenciaturas en Enfermería y Fisioterapia sí tienen algo en común: son muy completos y te convertirán en un profesional sumamente preparado, capaz de prestar un servicio de calidad. Así que independientemente de cuál carrera elijas, tendrás garantizada una buena formación.

Ahora que conoces a fondo lo que se estudia en estas licenciaturas, es momento de que aprendas más sobre las características que identifican a los profesionales de cada área y la vida laboral que ofrecen.

Perfil del egresado

Así como los planes de estudio de las carreras de Enfermería y Fisioterapia son diferentes porque responden a necesidades distintas dentro de su ámbito profesional, también los perfiles de quienes egresan de cada una son dispares.

Conocer las características que tienen en común las personas que egresan de cierta licenciatura puede ayudarte a identificar si estás por elegir la opción académica que más empata con tus gustos, habilidades y necesidades. Recuerda que entre más claro tengas quién eres y qué buscas de tu profesión, más certera será tu decisión.

Con la licenciatura en Enfermería adquirirás el perfil de un profesional que, entre otras cosas, tiene la capacidad para emitir juicios y decisiones clínicas sobre su paciente que deben estar basadas en evaluaciones integrales y evidencias científicas.

Además, tendrás desarrolladas habilidades interpersonales y de comunicación que te ayudarán a proporcionar soporte emocional a quienes tengas en tu cuidado. También deberás formar sólidas competencias de gestión de la información que garanticen la confidencialidad de los datos.

Otra de las capacidades de estos profesionales es gestionar, de manera eficiente y oportuna, los recursos humanos y físicos de una institución médica para garantizar el cuidado al paciente y la calidad en la atención en sus tres niveles dentro del sector de la salud: el que se refiere a necesidades básicas y prevención, el que requiere de los servicios de un hospital y por último, el que atiende patologías complejas que requieren de procesos especializados y alta tecnología.

Incluso, el plan de estudios de esta carrera brinda herramientas científicas y metodológicas para investigar problemas relacionados a la Enfermería con el propósito de mejorar los sistemas de salud.

Todas esas características deben complementar la esencia del perfil profesional de un licenciado en Enfermería: ser un especialista con vocación de servicio, capaz de extender su jornada laboral a 24 horas o más para cuidar de enfermos que no se pueden valer por ellos mismos.

Y es que, a diferencia de otros profesionales de la salud, los licenciados en Enfermería no sólo brindan sus servicios en momentos específicos de la atención médica, sino que acompañan a los pacientes durante todo el proceso de tratamiento y evolución.

Por otro lado, los especialistas en Fisioterapia también tienen entre sus objetivos principales atender y resolver problemas relacionados a la salud; pero como lo hemos mencionado antes las competencias y las necesidades que cubren son diferentes.

Y es que un fisioterapeuta debe tener desarrolladas habilidades para trabajar con las manos y con diversos equipos médicos diseñados para la rehabilitación. Asimismo, debe ser observador y paciente para identificar los problemas que tiene cada persona y las terapias más adecuadas para tratarlas.

Ten en mente que con estas competencias ayudarás a muchos individuos a regresar a una vida activa. Dicho esto, tendrás los conocimientos para tratar apoplejías, dificultades motoras y de coordinación, y afecciones de la columna vertebral y articulaciones.

Todo esto hace que entre las aptitudes más valiosas de un especialista en Fisioterapia estén la correcta aplicación de las técnicas de Kinesioterapia y Kinefilaxia, que resultan indispensables para lograr rehabilitar a las personas.

Si no conoces estos dos conceptos, ¡no te preocupes! A continuación te los explicaremos.

La Kinesioterapia, también conocida como Kinesiterapia o Cinesiterapia, es una ciencia que se ocupa del tratamiento de lesiones y enfermedades a través del movimiento.

Mantener la normalidad de la capacidad funcional de las extremidades, mejorar la respuesta muscular, prevenir y tratar enfermedades respiratorias, evitar la rigidez articular y recuperar rangos de actividad son algunas de las cosas que podrás hacer cuando domines esta importante área de conocimiento de la Fisioterapia.

Eso sí, para aplicarla necesitarás del apoyo de la Mecanoterapia, otro concepto que deberás dominar. Esta disciplina consiste en el tratamiento de determinadas enfermedades y lesiones mediante sistemas mecánicos.

En otro tema, la Kinefilaxia tiene principios similares a la Kinesioterapia y, por eso, son conceptos que trabajan de la mano.

De hecho, esta ciencia estudia el significado de los movimientos corporales de las personas y sus gestos aprendidos. A su vez, esta área de conocimiento tiene tres enfoques: rehabilitador, preventivo y orientado al bienestar.

Los temas principales que cubre son el desarrollo motriz de los niños, la actividad física en el adulto, alteraciones de la postura, rehabilitación cardíaca, evaluación de planes ergonómicos y ejercicio terapéutico pre y posparto.

Debes saber que el dominio de la Kinefilaxia y Kinesioterapia son características propias del perfil de los licenciados en Fisioterapia que no adquirirás en la carrera de Enfermería.

En lo que sí coinciden ambas licenciaturas, es que convierten a sus egresados en profesionales con aptitudes de liderazgo, principios éticos y compromiso social.

La Fisioterapia, al igual que la Enfermería, es una profesión de visión humanista que busca el bienestar de la sociedad a través del mejoramiento de la salud de las personas que la conforman.

Ejercicio profesional

Sin duda el campo de acción de las carreras de Enfermería y Fisioterapia es sumamente distinto, por lo que este factor podrá darte una buena orientación si todavía no te decides entre estas dos carreras.

Por ejemplo, las emergencias no suelen ser parte del ejercicio laboral de los especialistas en Fisioterapia pues brindan atención personalizada a pacientes que llegan tras un diagnóstico y sesiones de rehabilitación planificadas. En cambio, a los licenciados en Enfermería frecuentemente se les presentan casos de alto riesgo de forma inesperada.

Por esa razón, los pacientes se convierten en clientes frecuentes de los fisioterapeutas, ya que acompañan a las personas en las diferentes etapas que conforman a un tratamiento como parte de su actividad profesional.

Entre los puntos más importantes del proceso de acompañamiento de un buen servicio de Fisioterapia están:

  • Gestionar la prevención, diagnóstico o tratamiento de un determinado problema físico.
  • Indicar rutinas y ejercicios que permitan la recuperación muscular.
  • Recetar medicamentos para aplacar el dolor de los pacientes.
  • Rehabilitar de forma integral a la persona para que pueda retomar las actividades que desempeñaba anteriormente.

Por otro lado, los profesionales de la Enfermería, salvo aquellos que trabajan de manera independiente, habitualmente no tienen pacientes privados a los que les ofrecen sus servicios de manera constante.

El servicio de estos profesionales comienza apenas un paciente ingresa al centro médico para el cual laboran y consiste en recibir a los pacientes, registrar su historia clínica, ejecutar actividades de curación, garantizar las condiciones óptimas en caso de que se requiera un traslado, proporcionar el tratamiento médico, identificar signos y síntomas de emergencia, entre muchas otras cosas.

Aunque se dice sencillo, cumplir este servicio de manera efectiva les demanda a los licenciados en Enfermería ejercer diversas labores en cuestión de minutos.

Además de atender los procesos anteriores, estos especialistas deben dar orientación a los familiares de la persona internada, deben dar instrucciones a sus auxiliares antes de la realización de pruebas diagnósticas o terapéuticas e informar al equipo médico sobre el desarrollo del individuo.

Campo laboral

Con todo lo anterior, podemos concluir que las carreras de Enfermería y Fisioterapia tienen mucho que ofrecer al sector de la salud.

Sin embargo, es importante que conozcas el campo laboral de cada licenciatura para que puedas determinar cuál te permitirá colaborar en empresas o áreas que te resulten apasionantes.

La carrera de Fisioterapia, por ejemplo, tiene una gran particularidad: te permitirá trabajar de manera independiente como consultor.

Aunque te sorprenda, para brindar asesorías a compañías no tienes que cursar licenciaturas directamente relacionadas al mundo de los negocios, como Mercadotecnia o Administración de Empresas. Sí, la Fisioterapia también te dará esa posibilidad.

Al especializarte en esta área de estudio, tendrás los conocimientos necesarios para orientar a las empresas sobre el uso de herramientas y equipos que no pongan en riesgo la salud motriz de sus colaboradores.

Además, estarás capacitado para evaluar informes operativos que te permitirán determinar si la carga de trabajo de los empleados es la adecuada o no.

Otra oportunidad que te brindará la licenciatura en Fisioterapia es tener tu propio consultorio y equipamiento para ofrecer tus servicios de manera privada.

Si trabajas de esa forma, tú te encargarás de controlar la remuneración que recibirás por tus servicios, un lujo que muchos profesionales no se pueden dar.

En el caso de Enfermería, debes tener en cuenta que también ofrece diversas y atractivas oportunidades de trabajo.

A pesar de que no es común encontrar un consultorio de esta carrera, los profesionales de esta área también suelen ejercer su profesión de manera privada.

Con esta licenciatura, podrás ejercer de manera libre prestando servicios como atención a domicilio y cuidado de personas de la tercera edad.

Si eres de esas personas que prefiere pertenecer a una nómina y obtener un salario fijo que te permita cubrir tus gastos mensuales, la licenciatura en Enfermería también te brindará opciones atractivas.

Los recintos médicos, tanto los del sector público como los del privado, son la mayor fuente de empleos para profesionales en Enfermería. Sin embargo, también cuenta con otras posibilidades menos habituales.

Por ejemplo, grandes empresas de diferentes giros también contratan a licenciados en Enfermería para que pertenezcan a su departamento de servicio sanitario o se encarguen de la atención oportuna al personal en determinados momentos.

Centros de rehabilitación y organismos públicos ligados a la salud también son una fuente de empleo para los egresados de Enfermería, una profesión que te será de gran ayuda si sueñas con trabajar en el extranjero.

Los especialistas en Enfermería son altamente demandados a nivel mundial. Según datos de la consultora Michael Page, citados en la web ticbeat.com, esta profesión es la cuarta más buscada del planeta.

Eso sí, debes saber que lo importante es que te desarrolles en una profesión en la que disfrutes todos los días lo que haces y que te permita conquistar no sólo tus metas laborales, sino también tus objetivos personales.

Opciones de posgrados y especializaciones

Cuando te dispongas a decidir qué estudiar, debes hacer un análisis profundo de las diferentes opciones de capacitación que te ayudarán a complementar tu educación e impulsar tu crecimiento profesional. Con esto en mente, otra de las cosas que debes valorar al momento de elegir tu título universitario son las opciones de posgrados y especialidades de cada carrera.

Aunque el contar con un título profesional te abrirá las puertas de muchos posgrados, es importante que escojas aquellos relacionados a tu carrera para que te sean de utilidad en el futuro cercano.

Las carreras de Enfermería y Fisioterapia, al tener distintos campos de acción dentro del mundo de la salud, tienen diferentes opciones de especialización.

En el caso de la Fisioterapia, los posgrados suelen ser más específicos y están orientados a reforzar los conocimientos del profesional en una determinada área de esta ciencia.

En cambio, la oferta de posgrados relacionados a Enfermería, en la mayoría de los casos, busca ampliar las competencias de los profesionales dentro del mundo de la medicina y la salud.

¡Bien! Estas son algunas de las diferencias entre Enfermería y Fisioterapia, dos atractivas carreras que aportan mucho a la sociedad.

Ya que conoces los beneficios y diferencias entre estas licenciaturas, escoge la que más se adapte a tus intereses y busca la institución educativa para cursarla que más empate con tus necesidades y expectativas profesionales.

Recuerda que aun si fallas el ingreso a la universidad en tu primer intento, siempre valdrá la pena luchar por conquistar tus metas.

¿Te gustó este artículo? ¿Te resultó de ayuda en tu elección de carrera universitaria? Si quieres compartir tu opinión o te quedó alguna duda, ¡déjanos un comentario!

Powered by Rock Convert