<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=162098695936825&amp;noscript=1">

7 pasos para buscar un cambio de escuela

6 min de lectura

Seguramente has sentido esos nervios y emoción de empezar una nueva etapa escolar y conocer a tus compañeros y profesores; pero, ¿qué pasa cuando la institución en la que te inscribes no cumple con tus expectativas y ya no te dan ganas de asistir? En ese caso, ¡busca un cambio de escuela! 

Si la escuela que escogiste no empata con tus intereses, estilo de vida o talentos, ¡no te preocupes! Deja todo eso atrás y comienza de nuevo con toda la disposición para dar lo mejor de ti y tener éxito.

Para ayudarte con esto, a continuación te explicaremos 7 valiosos pasos para buscar un cambio de escuela que de verdad impulse tu crecimiento profesional y personal.

1. ¡No abandones tus estudios!

Tomar la decisión de cambiar de universidad para continuar estudiando puede resultar abrumador, sobre todo, por el papeleo que implica y otras determinaciones que tienes que considerar, como si seguirás con la misma licenciatura o no, la modalidad de estudios por la que optarás, entre otras cosas.

No obstante, es fundamental que no desistas de tus estudios y siempre tengas en mente cuáles son los beneficios de obtener un título profesional, por ejemplo, aspirar a salarios más competitivos, acceder a mejores ofertas de empleo y conquistar otras metas, como lograr estabilidad económica y construir un patrimonio.

2. Evalúa la oferta académica

Aunque tengas diferentes responsabilidades, como un empleo y la vida en pareja , es fundamental que destines tiempo suficiente para revisar los programas académicos de distintas universidades.

Toma en cuenta que si limitas tu búsqueda a una o dos instituciones podrías cursar una licenciatura que, aunque sí empate con tu perfil, no sea la más afín a lo que buscas. Por ende, lo ideal es que evalúas la oferta académica de tantas como puedas.

Asimismo, es importante reflexionar sobre tus necesidades y el tipo de modalidad de estudio que se acomoda mejor a tu estilo de vida, ya que esto será clave al momento de decidir dónde y qué estudiar.

Y es que actualmente muchas universidades ya cuentan con Licenciaturas Ejecutivas que están especialmente diseñadas para personas que trabajan o tienen otras actividades en el día; éstas cuentan con horarios flexibles, una duración menor a las tradicionales y planes académicos modulares, lo que quiere decir que sólo debes cursar un par de materias a la vez para facilitar su comprensión.

Otro aspecto que debes evaluar es la trayectoria, infraestructura y programas que las universidades de tu interés pueden ofrecerte, puesto que todos estos factores pueden potenciar tu formación y tener un impacto positivo en tu futuro.

Una muestra de esto es que si optas por una institución que cuente con bolsa de trabajo y programas de empleabilidad, te será mucho más sencillo al egresar encontrar una oferta de empleo que se adapta a tu nueva formación y a las expectativas que tienes.

3. Decide si asistirás a una institución pública o privada

Cuando se habla sobre un cambio de escuela, una de las cuestiones que muchas personas se preguntan es qué puede ser mejor, estudiar en una institución pública o en una privada.

Sobre esto, es importante que sepas que en ambas alternativas puedes encontrar una educación de calidad que te abrirá muchas puertas; sin embargo, hay algunas ventajas que puedes disfrutar si optas por una escuela privada.

Por un lado, el prestigio del que gozan muchas universidades de este tipo puede ser un factor importante al momento de competir con otros candidatos por un puesto laboral. Además, lo más seguro es que tengas menos compañeros por clase y la educación sea un poco más personalizada. 

Toma en cuenta también que si quieres cambiarte a una escuela pública, la situación no es tan fácil, ya que los periodos de inscripción son anuales y fijos, así que para inscribirte tendrás que hacer examen de admisión de nuevo hasta el siguiente año.

4. Revisa otros factores importantes

Aunque hasta ahora ya hemos mencionado algunos elementos importantes al momento de buscar un cambio de escuela, todavía faltan algunos por revisar.

Y es que si bien es cierto que existen determinados parámetros para evaluar la calidad de una institución, también debes tener como prioridad buscar un lugar en el que te sientas cómodo.

Por ese motivo, tienes que preguntarte, más allá de lo que hemos mencionado hasta aquí, qué es lo que buscas en una escuela, ya sea que esperes encontrar una institución cerca de tu empleo o en el que puedas relacionarte con personas con un perfil similar al tuyo.

Una vez que respondas a esta interrogante estarás mucho más preparado para tomar una buena decisión. También, analiza cuáles fueron las situaciones que te llevaron a abandonar la escuela en la que estuviste en el pasado y asegúrate de que en la universidad que escojas no te toparás con las mismas circunstancias.

5. Analiza los programas educativos y el profesorado

Éste es otro de los puntos fundamentales que debes considerar para buscar un cambio de escuela.

Es indispensable que antes de elegir una universidad analices muy bien no sólo la oferta académica con la que cuenta en general, sino sus programas educativos y el profesorado.

Un programa educativo de calidad debe estar adaptado al mercado laboral actual y las tendencias tecnológicas. Además, aquellos que tienen áreas axiológicas que ofrecen asignaturas en las que puedes adquirir algunas herramientas de liderazgo y emprendimiento también puede ser muy convenientes para tu futuro profesional.

Sumado a esto, ten presente que sólo debes tomar en cuenta programas académicos reconocidos por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Por esa razón, los planes educativos oficiales deben contar con el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE), un certificado que otorga la SEP. Gracias a éste contarás con un título universitario válido que te permitirá obtener tu cédula profesional.

Además, serás aceptado por los colegios profesionales y, lo más importante, tendrás una gran credibilidad ante el mercado laboral.

En cambio, egresar de un programa académico no avalado puede dificultar tu acceso a algunas fuentes de empleo.

6. Pregunta por la equivalencia de materias

Si algunos meses o años atrás comenzaste a cursar una carrera, debes prestar especial atención a este paso.

Y es que no es necesario que comiences desde cero otra vez tu licenciatura, sobre todo, en caso de que quieras cursar la misma opción académica o alguna muy similar, pero en otra escuela.

Asegúrate de informarte en la coordinación de las universidades que te interesen, cómo puedes revalidar algunas de las asignaturas que ya cursaste.

De esa forma, estarás mucho más cerca de cumplir con el sueño de tener tu título profesional y alcanzar muchas de tus metas.

7. Investiga lo más que puedas sobre las instituciones educativas de tu interés

Cuando ya tengas más claro cuáles universidades pueden ser tus primeras opciones al momento de buscar tu cambio de escuela, algo que puede ayudarte a tomar una decisión acertada sobre a cuál asistir, es investigar lo más que puedas de cada una de tus alternativas.

Para lograrlo, trata de acudir a los campus y platicar con algunos de sus estudiantes, ya que conocer su experiencia puede darte datos interesantes que aporten a tu elección.

Asimismo, habla con profesores que puedan orientarte sobre cuál es el enfoque de sus clases, la visión de la institución educativa y el tipo de oportunidades que la universidad puede brindarte, como acceso a concursos, conferencias especializadas, entre otras.

Mientras más informado estés, ¡mejor! 

¡Eso es todo! Si nos acompañaste hasta este punto de la lectura, ya conoces cuáles son los 7 pasos que tienes que dar para buscar un cambio de escuela exitoso, que se traduzca en un giro positivo para tu vida. 

Síguelos de forma cuidadosa y verás que esta decisión marcará el inicio de una trayectoria llena de logros profesionales que impulsen el cumplimiento de tus sueños y metas y, además, te conviertan en un motivo de orgullo para tu familia. 

Lo más importante es que no pierdas el foco de lo que buscas para tu futuro y no abandones tu educación, sino que siempre busques capacitarte y aprender más.

Para finalizar, no olvides que además de elegir cuidadosamente la escuela a la que asistirás, tienes que pensar muy bien cuál es la carrera universitaria ideal para ti.

Para hacerlo, analízate a ti mismo y detecta cuáles son tus talentos, aptitudes, preferencias, incluso áreas de oportunidad.

Asimismo, evalúa todo lo que las licenciaturas pueden ofrecerte, especialmente variables como:

  • Salarios.
  • Oportunidades laborales.
  • Tasa de ocupación.
  • Áreas de especialización.
  • Posibilidades de posgrado.

También es de gran importancia que reflexiones sobre la realidad de la carrera que llame tu atención en el mundo actual y, sobre todo, si ésta seguirá siendo relevante para la sociedad y la actividad económica en el futuro, pese al auge de nuevas tendencias tecnológicas y la automatización.

¿Este contenido cumplió con tus expectativas? Nos encantaría que compartieras tu opinión sobre esta lectura con nosotros y, también, el resto de la comunidad de nuestro blog, así que ¡no olvides escribirnos en la casilla de comentarios!

Escrito por Ana Gutierrez

¡Únete ahora!

Sé parte de nuestra comunidad y no te pierdas las últimas noticias y consejos para tu formación profesional

¡Solicita más información!
Por favor completa todos los campos