<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=162098695936825&amp;noscript=1">

Psicología criminal: causas biológicas y sociales de los delitos

4 min de lectura

¿Has escuchado o leído sobre la psicología criminal o psicología de la delincuencia? Se trata de una disciplina que combina la psicología y la criminología para explicar por qué ocurren los delitos.

 

Parece un campo de especialización muy interesante, ¿cierto? Si te llama la atención descubrir más acerca de este tema, ¡estás en el lugar indicado!

Y es que en las próximas líneas te explicaremos algunas de las razones por las que algunas personas, lamentablemente, llegan a cometer crímenes y hechos punibles, tomando como referencia los principios de la psicología criminal y los estudios criminológicos de las teorías del delito.

¡Sigue leyendo!

 

¿Cuáles son las especialidades de Criminalística?

Razones que convierten a una persona en delincuente, según la psicología criminal

1. Existencia de características que predisponen al delito

Existen determinadas características y rasgos biopsicológicos que pueden hacer que los individuos tengan predisposición al delito. Entre éstas se encuentran una baja activación del sistema nervioso autónomo y leve actividad del lóbulo frontal.

También, la presencia de lesiones craneales puede hacer que las personas tengan inclinación por hechos castigados por la ley y mal vistos por la sociedad en general.

2. Aprendizaje de la delincuencia

Sí, la delincuencia se aprende, específicamente el comportamiento delictivo.

Este aprendizaje negativo puede desarrollarse a raíz del crecimiento en entornos donde existen definiciones y referencias favorables al delito, o por la imitación de personas modelos (padres, tíos, jefes y otros individuos en situación de autoridad) con comportamiento prodelictivo, entre otras cosas.

3. Reacciones a vivencias individuales de estrés y tensión

Diferentes casos de crímenes lamentables, como feminicidios, agresiones físicas y robos con intimidación, tienen como denominador común que el delincuente se sintió motivado a generar el daño a raíz de sentimientos de ira, venganza, ansiedad o desprecio.

 

Esto hace referencia al impulso que puede sentir una persona por delinquir a raíz de experiencias individuales negativas y de determinadas vivencias.

Cabe destacar que este impulso puede sentirlo un individuo que no haya aprendido el comportamiento delictivo ni que cuente con características biopsicológicas que lo predispongan al mismo.

 

También, la teoría del delito refleja que la acumulación constante de estrés, producto de relaciones y situaciones conflictivas, genera un alto nivel de tensión, que alguno de los involucrados puede intentar aliviar impulsivamente a través de una agresión o hecho que sea considerado delito.

Esta realidad invita a reflexionar sobre la importancia de construir relaciones interpersonales sanas y de fomentar el respeto, la tolerancia y la fraternidad.

4. Hechos traumáticos y negativos durante la infancia y juventud

Una de las ramas asociadas a la psicología criminal es la criminología del desarrollo.

Esta nos dice que la carrera delictiva tiene una relación directa con el desarrollo del individuo durante su infancia y adolescencia.

 

En muchos casos, las personas que cometen crímenes no tuvieron como modelos a delincuentes ni crecieron en lugares en los cuales estos actos fueran valorados positivamente, pero sí experimentaron situaciones y hechos que lo impactaron negativamente desde el punto de vista mental y emocional.

 

Este tipo de situaciones, como el abandono de los padres, por ejemplo, puede ocasionar que desde temprana edad el individuo desarrolle un perfil similar al de delincuente, que lo haga poco empático e insensible ante el mal que sufran terceros.

Luego, al llegar a la juventud y temprana adultez, este perfil puede motivarlo a cometer delitos, sobre todo si se desenvuelve en entornos donde sea influenciado negativamente.

 

Debido a esta teoría de los factores que impulsan a cometer delitos, como método de prevención la criminología recomienda la evaluación y el diagnóstico mental de niños y jóvenes que hayan experimentado situaciones traumáticas.

De esa manera, se pueden aplicar terapias e intervenciones con sentido humano y psicológico, que ayuden a corregir desviaciones de la conducta y elementos que les hagan proclives al delito en el presente o en el futuro.

 

Por supuesto, cuando una persona llega a la adultez con comportamiento o perfil delictivo, también se pueden aplicar terapias de modificación y mejoramiento de la conducta, que le ayuden a integrarse a la sociedad y a desarrollar empatía.

 

Carrera de Psicología: ¿qué se aprende?

5. Ruptura de vínculos sociales

Existen varios ámbitos y contextos en los cuales las personas se integran a la sociedad desde temprana edad, como la familia, el colegio, los deportes y las amistades.

 

En concreto, en estos ámbitos las personas desarrollan apego, empatía, creencias y otras formas de vinculación. Además, se sienten ¡parte de algo! y, de alguna forma, perciben aceptación.

 

Tomando en cuenta esta realidad, cuando estas vinculaciones escolares, familiares o de otras índoles se rompen y no se recuperan, puede suceder que el individuo desarrolle una conducta de desprecio hacia los demás, que le haga más proclive a los delitos.

 

A su vez, esto demuestra que para prevenir los altos índices de delincuencia, tal como lo recomienda la criminología y otras ramas sociales, es importante evitar y sanar los conflictos familiares, así como promover que existan altas tasas de escolaridad.

¡Perfecto! Si nos seguiste hasta este punto del artículo ya conoces cuáles son algunos de los factores psicológicos involucrados en la participación en delitos.

 

Como ves, la psicología criminal puede explicar los crímenes y los factores que motivaron a las personas a cometerlos a partir de principios de salud mental y de desarrollo individual.

Sin duda, los hechos delictivos son un fenómeno complejo y profundo, y para prevenirlos se necesita de la comprensión del comportamiento de quienes los ejecutan, así como de las causas que los impulsaron a cometerlos.

 

¿Cuál es el origen de la Criminalística?

 

¿Te gustó lo que aprendiste hoy? Si quieres seguir explorando el fascinante mundo de la psicología criminal y otras áreas del conocimiento, ¡tenemos una oferta especial para ti! Suscríbete ahora a nuestro newsletter y recibe cada semana contenidos exclusivos, curiosos y entretenidos. ¡No te lo pierdas!UNEA banner ilustracion diferentes profesionales encontrar vocacion

Escrito por Ana Romero

¡Únete ahora!

Sé parte de nuestra comunidad y no te pierdas las últimas noticias y consejos para tu formación profesional

¡Solicita más información!
Por favor completa todos los campos